El cordal de la Fitona

EL CORDAL DE LA FITONA (Picos Huevo, Faro y Fitona)

DESCRIPCIÓN DEL TRAYECTO

Acceso

Desde Pajares se va a Villamanin donde se coge el desvío a Cármenes por la LE-312, dirección Matallana por la LE-315 hasta el desvío a la Collada de Valdeteja LE-313 que nos dejará en dirección a Lugueros (LE-321).

Desde Río Aller por la pista a Vegarada (se puede subir despacio con un coche normal)

Recorrido: Puerto de Vegarada – Horcada de Faro- Pico Huevo- Pico Faro- Pico Fitona – Collado la Muezca – Puerto de Vegarada

El Puerto de Vegarada o puerto de Faro es uno de los pasos de la Cordillera Cantábrica que une Asturias con León. Constituye un mosaico de prodigiosos y fértiles pastos surcados en ambas vertientes, por los múltiples meandros que forman el nacimiento de los ríos Ayer y Curueño.

Vegarada es uno de los puertos de montaña más elevados de la Cordillera Cantábrica (1.555 m), en un entorno de una gran riqueza de flora y fauna, además de gran belleza paisajística.

En torno al puerto destacan un núcleo de prestigiosas montañas entre la que destaca el Pico Faro. Este puerto es atravesado por una vía de comunicación, que por la parte asturiana es de tierra y por la leonesa de asfalto. En la parte leonesa en la cima se sitúa ´La Casa del Puerto´ o “El mesón de Vegarada”, resto actual del antiguo complejo de Hospital, Iglesia o Ermita, bajo la advocación de La Virgen del Carmen, y Braña de altura, donde se auxiliaba a los peregrinos, y existía una campana para orientarlos, en los días de niebla o grandes nevadas. (La campana se encuentra ahora en el Museo Etnográfico Provincial, en Mansilla de las Mulas.)

Este último cometido se conservaría durante siglos, con dependencia del Obispado de León, hasta la época de las desamortizaciones. Pasó entonces a ser propiedad del Concejo, bajo cuya dirección persistió el arriendo del edificio y de los pastos hasta casi la actualidad. Actualmente se está remodelando el edificio, para convertirlo en Hotel y Mesón o centro de interpretación, como parte de las dotaciones turísticas de la zona.

Este puerto fue muy importante en las comunicaciones de Asturias con la meseta antes de la construcción del ferrocarril por Pajares en 1884, por lo que el Ayuntamiento de Lugueros decidió construir una venta para que se refugiaran los viajeros en invierno. La finca era arrendada con la condición de ceder una yunta de bueyes, cuya misión era romper la nieve en el camino para que los arrieros pudieran pasar con los carros.

Pero sin duda alguna, el elemento natural de Vegarada más abundante es el arándano, que crece por encima de las turberas y las lagunas hasta la misma Puerta de Faro, siendo un alimento esencial para corzos, rebecos, ciervos y otros animales, además de un componente muy solicitado entre la gente que se dedica a preparar deliciosos postres y brebajes de orujo con su jugo.

El cordal de la Fitona Leer más »