Federación de Montañismo, Escalada y Senderismo del Principado de Asturias. Página Oficial

Sobrescobio

La Ruta de los mayaos coyanes

En el barrio del Pedroso de Rioseco (390 m.) frente su centro médico, se sitúa el panel de inicio del sendero P.R.AS-122 “Ruta de la calzada romana”, también denominada como “El Camín de la Peña” y modernamente “La Ruta del Aceu” que discurre por la foz de Devauriu. Este gran tajo se prolonga por un gran recodo por donde a lo largo de dos kilómetros, avanzan paralelamente el propio camino, la carretera AS-17 y el cauce del río Nalón

Es el propio camino es el que escribe su historia. Por ahí han dejado sus huellas los primitivos habitantes ya desde la época romana procedentes desde Arnicio, donde conectaba con el camino real del Sellón y también fue importante vía de comunicación alternativa del peregrinaje a San Salvador de Oviedo. La vía de este antiquísimo camino se dibuja sobre la ladera meridional de la peña Gamonal con un desnivel progresivo. La traza se conserva actualmente empedrada en su mayor parte y cada recodo de la misma constituye la perfecta atalaya sobre el valle.

En el Pedroso, como ya hemos dicho, tomamos el camino que confluye más arriba con la ruta señalizada del Aceu procedente del pueblo. A partir de aquí hemos de seguir las marcas del sendero cuya ruta que está jalonada de torres del tendido eléctrico en desuso y que nos acompaña en nuestro avance en un plano de suave remontada y por encima de la espectacular entalladura. Seguimos profundizando en dirección del barranco de Anzó cuando nuestra vista se posa sobre los tejados del vetusto caserío de Anzó, comunicado desde aquí por dos caminos que se bifurcan a la derecha de la marcha. Ciñéndonos a la quebrada ladera de Gamonal, el camino cruza las cabañas de la braña de Anzó, una de las cuales conserva un bello portalón de entrada. También se localiza el depósito de aguas con una pista de acceso procedente del caserío.

Al paso de una pronunciada curva el camino cambia el rumbo al norte introduciéndonos en el barranco de Anzó, tramo inferior del río. Por ahí alcanzamos otra de las bifurcaciones principales que jalonan el recorrido. En este lugar, conocido como La Llera (649 m) -3,4 km. en 1h y 30 m. de marcha-, se sitúa un abrevadero. En nuestro avance hacia Pumarín soslayamos la pista que desciende a la carretera, marchando de frente en dirección a Caneyu.

Esta misma ruta, P. R. AS-122 se bifurca más adelante hacia Gamonal. Aquí mismo nosotros nos iremos en sentido inverso hacia la derecha cruzando el lecho del arroyo Furadu por un pontón de piedra. Después afrontamos un fuerte desnivel con piso hormigonado y con repentinos zigzag horadados en el crestón de los Argayos, tras los cuales asoma el conjunto de cabañas del mayau de Caneyu (749 m.) 4,2 K. en 2 h. de marcha- Lo más significativo de este lugar es el núcleo de cuidadas cabañas una de las cuales tiene grabado en el dintel el año 1.877, amén de una vagoneta minera y una buena fuente

La pista prosigue hacia arriba con sus múltiples revueltas en dirección a la cumbrera de la sierra. Seguidamente cruzaremos por Rebollosas (760 m.), otra bonita majada situada a 2,9 Km. de Anzó, según consta en un tablón. Los últimos recuestos que hemos de salvar, discurren por la Ramada, tras la cual la ruta nos aproxima al reborde inferior del “mayau” Pumarín

Esta majada situada en la misma lomera de Trapa está formada de varias cuadras la mayoría de ellas restauradas y prados cabalgados sobre el espinazo cumbrero. Pumarín despliega su núcleo de cabañas sobre el suave manto de la montaña, abierto hacia un abanico de horizontes integrados en las comarcas de Caso y Piloña. Desde su “llagu” natural (946 m) -6, Km. en 2 y 45 min. de marcha, nos asomamos hacia el valle de La Marea, descubriendo sus encantos que tienen su punto de referencia en la sierra del Faceu. Desde aquí retornamos hasta La Llera y en la encrucijada hemos de variar el rumbo a la izquierda siguiendo la traza de la pista que desciende paralelamente al cauce del río Anzó. El agua y el bosque se apoderan del camino y son los protagonistas de este último tramo de la ruta que damos por finalizada en el Llagar de Anzó, (460 m.) asentamiento localizado en el Km 43,3 de la AS-17 y próximo al muro de contención del embalse de Tanes.

DATOS TÉCNICOS

Recorrido: Rioseco-La Llera- Caneyu-Pumarín-La Llera-Llagar de Anzó

Duración: 4 horas

Distancia: 10 km.

Dificultad: Baja

La Ruta de los mayaos coyanes Leer más »

Ruta Camin del aceu

Se trata de una antigua vía que tras cruzar la Cordillera en Tarna seguía el curso del Nalón hacia el centro de Asturias, con la desviación en Caso por Arnicio hacia la costa,  algunos autores consideran esta, una calzada romana, pero lo que no cabe duda es de su uso como vía en el periodo alto medieval.

La calzada romana era el modelo de camino usado por Roma para la vertebración de su Imperio. La red viaria fue utilizada por el ejército en la conquista de territorios y gracias a ella se podían movilizar grandes efectivos con una rapidez nunca vista hasta entonces. En el aspecto económico desempeñó un papel fundamental, ya que el transporte de mercancías se agilizó notablemente. Las calzadas también tuvieron gran influencia en la difusión de la nueva cultura y en difundir por todo el Imperio la romanización. El Itinerario de Antonino, del siglo III, es la fuente escrita que mayor información nos aporta sobre la red viaria romana.

Ruta Camin del aceu Leer más »

Scroll al inicio