Federación de Montañismo, Escalada y Senderismo del Principado de Asturias. Página Oficial

Concentración equipo de alpinismo

Séptima concentración del equipo de alpinismo de la FEMPA

Aunque el invierno está tardando mucho en asentarse y a pesar de la falta de condiciones óptimas, el equipo se dirigió a la zona del Urriellu buscando una breve ventana para escalar hielo y corredores invernales.

Con la necesidad de encontrar canales y cascadas que estuviesen formadas y permitiesen la escalada invernal, el sábado 20 de Enero el equipo cruzó el macizo desde la vega del Urriellu hasta la base del corredor norte del Torre de Cerredo, situado encima del último resquicio de glaciar móvil en Picos de Europa. Las frías temperaturas nocturnas y el poco sol que recibe esta línea habían generado diversos tramos con una gruesa capa de hielo que permitió la ascensión a buen ritmo y por lo general con buena posibilidad de protección tanto en roca como en hielo. Tras superar un exigente último largo en mixto (aunque predominantemente usando técnicas de dry tooling), el equipo llego a la cima del pico más alto de Asturias sobre las 18 horas. Esto hizo toda la vuelta al refugio, se tuviese que hacer de noche, pero también tiñó el cielo de un espectacular atardecer con típicos colores de invierno, regalando unas conmovedoras imágenes durante el descenso.

El domingo 21 de Enero, el equipo optó por intentar la subida de la canal de Las Balas del Urriellu, un clásico invernal de picos y mucho más cercano a Vega de Urriellu. El equipo encontró la característica primera cascada de la canal muy bien formada, con hielo compacto y buen agarre. Sin embargo, esto no fue la tónica general de la vía (más bien la excepción), y el resto de largos presentaron condiciones bastante adversas y complicadas, que dificultaron la ascensión e hicieron que el progreso fuese lento y requiriese la total concentración del equipo y emplease técnicas de escalada en hielo, mixto y dry tooling a lo largo de toda la subida. Una vez finalizada la canal en el costado sur del Urriellu, el equipo prosiguió por la cresta de Los Tiros de la Torca, desde donde rapelaron y volvieron al refugio, dando por finalizada una corta pero muy intensa ventana de condiciones exigentes y entretenidas.

Scroll al inicio